cerco de Numancia

El cerco de Numancia: conócelo desde dentro

Numancia, el mito, siempre se ha magnificado de manera especial, hasta el punto de llegar a formar parte de la lista de las grandes derrotas de la historia.

Los mitos forjan identidades y conforman comunidades y en este sentido pueden tener su utilidad y en este contexto la historia de Numancia, su sacrificio, ha sido siempre engrandecido y utilizado según los intereses ideológicos del momento. La heroica gesta de los numantinos de inmolarse antes que doblegarse al poder de Roma es, por sí mismo, un gesto con múltiples lecturas según lo analicemos desde el punto de vista de los opresores o de los oprimidos. Para Roma representaba una cosa, para los Numantinos otra.

Se ha usado muchas veces la lectura de esta gesta como un ejemplo de patriotismo, ha servido para definir nacionalismos o para confirmar identidades nacionales, etc. Se nos ha presentado, en definitiva, como ejemplo de cualquier cosa que sirva a los intereses ideológicos o políticos del momento. Es evidente que para todo pueden servir los mitos y sobre todo según el prisma con qué se miren.

Nos preguntamos desde el prisma de hoy, que imagen de ese caleidoscopio que representa el mito Numancia, refleja mejor nuestra realidad, el mundo en que vivimos, donde las definiciones de patriotismo son cambiantes cada día, donde el sacrificio humano no existe mas allá de una noticia en TV y el poder en general y el económico en particular, fagocita cualquier revolución, o acto heroico colectivo, hasta “normalizarlo”.

Desde nuestro punto de vista teatral, el interés de representar Numancia hoy, tiene el sentido de contar su historia mas allá del mito y su utilización partidista, y ahondar en la realidad del drama y sus protagonistas. Que sea el espectador quien reflexiones sobre el poder y sus abusos: cualquier forma de poder, en cualquier lugar y ante cualquier forma de abusos.

Si el hecho teatral es uno, en este proyecto perseguimos dejarlo abierto para que sea el espectador quien ponga el acento en lo que más le interese o más le duela y de esta forma pueda elegir su propia forma de respuesta.

No siempre la muerte es el único final, antes lo son la humillación, la pérdida de identidad, el miedo, el hambre y cuántos etc se puedan poner de los muchos que conforman nuestra realidad cotidiana.

yacimiento de numancia

¿Conoces el yacimiento de Numancia?

Numancia no es sólo un yacimiento arqueológico, sino que es además un símbolo de resistencia y la lucha de un pueblo por su libertad. La actitud de los numantinos impactó de tal manera en la conciencia de los conquistadores, que éstos a su vez se sintieron conquistados por la causa numantina, como lo demuestra el hecho de que sea la ciudad celtibérica más citada por los escritores romanos (más de trescientas veces y por veintidós autores), destacando la información más completa y detallada, proporcionada por Apiano Alejandrino, que se informó en Polibio, amigo de Escipión y testigo presencial del cerco y destrucción de la ciudad.

 

También nombran Numancia Estrabón, Mela, Plinio, Ptolomeo, el Itinerario de Antonino de época del Imperio Romano, y el Anónimo de Rávena del siglo VII. Su resistencia y final heroico será glosada hasta la exaltación, elevando el comportamiento de los numantinos a gesta heroica y proporcionándole de esta manera una dimensión universal. Además, su ejemplo será incorporado a la tradición cristiana por autores, como San Agustín y Paulo Orosio, en la búsqueda de valores a imitar.

 

Esto explica que la visión de Numancia haya “volado” por encima de la dimensión humana y arqueológica, a través del mito, vinculado a algo tan esencialmente humano como es la lucha por la libertad y la defensa del débil contra el fuerte, fundiéndose en el crisol de la leyenda. Esto explica que en situaciones semejantes en el momento actual, en cualquier lugar del mundo, pueda ser invocado el símbolo de Numancia, como ocurre en el deporte y especialmente en el futbol, donde frecuentemente se alude a la defensa y resistencia numantina.

Monumentos religiosos de interés en Soria

Soria está llena de monumentos religiosos. El legado de la época románica en esta provincia queda patente en todos y cada uno de los monumentos religiosos. Hoy te vamos a detallar cuáles son algunos de ellos.

Iglesia de San Juan de Rabanera

El primero de nuestros monumentos de interés es la iglesia de San Juan de Rabanera. Este monumento es pertenece a la época del románico castellano y tiene la ciudad de Soria (España) como lugar de acogida. Dentro puedes encontrar dos impresionantes Crucifijos. El primero de ellos es el del altar mayor, también conocido como el Cristo del Olvido o Cillerero.  El otro, es el denominado Cristo del Perdón y se encuentra en el crucero enmarcado por un retablo-marco barroco.

Iglesia de Santo Domingo

La encontrarás en los barrios altos al norte de la ciudad de Soria. En el pasado se le llamó la iglesia de Santo Tomé. La Iglesia de Santo Domingo forma parte de la más de trinta parroquias con que contaba la Soria medieval

En la actualidad este centro de culto es un verdadero icono del románico soriano. Sus avales sonsu fachada occidental, la que para muchos, es la mejor del románico de todo el país.

Monumentos religiosos en Soria: Concatedral de San Pedro

Otro de los valuartes de la arquitectura románica castellana. Entre sus títulos está el de concatedral desde 1959. En su origen fue una colegiata,es decir, una comunidad de canónigos regulares de San Agustín. Su renovación fecha de mitades del siglo XII. En esa época Soria ya pertenecía a Castilla La Mancha y, por tanto, estaba sometida a la Diócesis de Osma.

Monasterio de San Polo

Anteriormente fue conocido como la Orden del Temple. Si la buscas la encontrarás entre huertas. Las paredes de esta ermita destán cubiertas de vegetación, lo que presta al conjunto un incuestionable sabor de romanticismo. Sus inicios están  ligados a los de los caballeros templarios.

cómo viajar a Soria

Cómo viajar a Soria: estas son las diferentes rutas

Para dejarlo claro, hay que decir que la vía principal de llegada a Soria es por carretera. Ya puede ser en vehículo propio, en alguna de las líneas regulares de autobús o en tren. Esta última opción solo es viable si lo haces desde tres diferentes ciudades: Alcalá de Henares, Guadalajara, y Madrid.

Hoy te queremos enseñar cómo viajar a Soria para que no te topes con ningún problema en el futuro y puedas realizar tus viajes tranquilamente.

Si vienes desde Madrid

Madrid y Soria están muy bien comunicadas gracias a la variedad de rutas. Estas dos ciudades permanecen conexas con 2 horas y 15 minutos de viaje para viajar de una a otra. Además, cuentas de ventajas para aparcar. Desde diferentes webs apuntan que una vez estás en Soria, puedes guardar el coche en uno de los parkings públicos situados en pleno casco histórico. Como hemos dicho anteriormente, la capital es uno de los pocos lugares que permite ir a Soria con tren. Puedes encontrar toda la información detallada (precios, horarios de salida, packs de ida y vuelta) en portales especializados.

Si vienes desde el Sur

Poco más que 6 horas de distancia separan la Comunidad Autónoma de Andalucía de la ciudad de Soria. Si vienes desde el sur te recomiendo que te tomes el viaje con tranquilidad, debido a la extensión del trayecto o que optes por ir con algún tipo de transporte público.

 

Cómo viajar a Soria: si vienes desde el litoral

cómo viajar a Soria

En este caso hemos tomado como referencia la ciudad de Valencia. En este caso tu trayecto no durará más de 4 horas. Para llegar deberás de tomar  la salida 210 desde A-23 nada más salir de la capital del Turia. Más tarde coge la E-90/A-2 desde A-1506 y N-234. Finalmente, solo tendrás que tomar la salida 237 desde E-90/A-2 y conducir hasta la misma ciudad.

 

Este ha sido nuestro post sobre cómo viajar a Soria dependiendo de la ciudad en la que vivas. Hemos decidido seleccionar diferentes puntos de la geografía española para trazar una idea representativa de lo que supondría viajar desde cualquier lugar del país.